Feeds:
Entrades
Comentaris

1 sete angel El setè àngel

Premi Sant Jordi 2016

David Cirici

Editorial: Editorial Proa
Col·lecció: A TOT VENT-TELA

Premi Sant Jordi 2016
Una història commovedora sobre la fragilitat de la vida i el lligam entre pares i fills.

L’Ernest, un publicitari d’èxit i entusiasta dels plaers de la vida, navega amb el seu veler entre les illes de Patmos i d’Icària en companyia del seu fill de set anys Marc, de la seva parella Sophie i del petit Max, fill de la Sophie. Fa mala mar. Quan comença a pondre’s el sol, el veler topa amb les restes d’un naufragi i en Marc cau a l’aigua. Així comença la història. El lector seguirà la recerca desesperada del pare, el sentiment de culpa i la crisi que el duu a les portes de la bogeria. I seguirà, en paral·lel, l’aventura del fill, que la nit mateixa de l’accident és rescatat per una llanxa carregada de famílies de Síria i l’Afganistan que miren d’arribar a les costes de Samos. Sense que ningú no ho sàpiga, el petit Marc viurà l’aventura incerta dels refugiats.

El setè àngel és una història commovedora sobre la fragilitat de la vida, els cops de l’atzar i el lligam entre pares i fills.

Grup62

IsabelCelma

Biblioteques i Parcs Naturals inicien un programa per apropar lectura i natura – Notícia – Sala de premsa – Diputació de Barcelona

Sota el títol Parcs i biblioteques… naturalment! la Xarxa de Biblioteques Municipals i la Xarxa de Parcs Naturals inicien un programa de col·laboració per acostar els usuaris de les biblioteques als espais naturals dels seus territoris. Aquest programa es va iniciar ahir a nou biblioteques del Maresme amb motiu del Dia Europeu dels parcs, amb l’acció “Dibuixa’m un parc!” amb la participació de narradors, il·lustradors, infants i joves.

En aquesta activitat ‘Dibuixa’m un parc!’, frase que juga amb la ja cèlebre petició extreta del Petit Príncep ‘Dibuixa’m un xai!’, un il·lustrador acompanyat d’un narrador expliquen i il·lustren en directe una llegenda del parc més proper a la biblioteca, un llibre propi o il·lustrat per ells en què apareix un parc, un arbre, un bosc, etc. i una història inventada entre tots els infants assistents amb el parc com a protagonista.

Aquesta activitats es va fer simultàniament ahir a la tarda a les  biblioteques Ferrer i Guàrdia d’Alella; Ilturo de Cabrera de Mar, Cabrils, Joan Coromines del Masnou, Pompeu Fabra de Mataró, Can Llaurador de Teià, Can Baratau de Tiana, Tordera i Can Manyer de Vilassar de Dalt.

En la presentació del programa, que va tenir lloc a la biblioteca Pompeu Fabra de Mataró, el vicepresident tercer i responsable de l’Àrea de Cultura, Educació i Esports, Martí Pujol, i el diputat adjunt d’espais Naturals, Jesús Calderer, van destacar la importància d’aquesta iniciativa que aposta per la col·laboració dels dos programes més importants de la Diputació de Barcelona amb el territori com són la Xarxa de Biblioteques Municipals i la xarxa d’Espais Naturals. En aquest sentit, amb aquesta iniciativa el que es pretén és que la natura s’apropi a les biblioteques i que a través dels llibres ens puguem apropar a la natura.

A través del programa “Parcs i biblioteques… naturalment!” es vol potenciar el coneixement del territori, especialment del seu patrimoni natural i cultural entre els usuaris de les biblioteques municipals, a través d’accions com ara la organització de xerrades, projecció de documentals o visites guiades, organitzades directament per les biblioteques establertes en cada zona d’influència dels parcs naturals, apropant la lectura i la natura.

diari de la diputació

 

egr54960

Tu segunda vida empieza cuando descubres que solo tienes una

Raphäelle Giordano

Book Trailer

¿Cansada de la rutina? ¿Necesitas dar cuerda a tu vida?

Tu segunda vida empieza cuando descubres que solo tienes una es un manual decoaching camuflado en una novela que conseguirá que rompas cualquier amago de insatisfacción.

– Probablemente padece usted de algún tipo rutinitis aguda.

– ¿De qué?

– Rutinitis aguda. Es una afección del alma que afecta cada vez a más gente en el mundo, sobretodo en Occidente. Los síntomas son casi siempre los mismos: disminución de la motivación, melancolía crónica, pérdida de referencias y de sentido, dificultad para ser feliz pese a la abundancia de bienes materiales, desencanto, lasitud…

– Pero… ¿cómo sabe todo eso?

– Soy rutinólogo.

– ¿Rutino… qué?

Camille se acerca a la cuarentena cuando, de repente, se ve envuelta en un mar de dudas. No es que sea desgraciada, pero tampoco se siente realmente feliz. Tiene la impresión de que la felicidad se le escurre entre los dedos. Es cierto que ha conseguido un trabajo que le permite estabilidad financiera, pero en realidad no le apasiona. En casa, la rutina se ha instalado en su matrimonio: ya ninguno de los dos se esfuerza. Y la relación con su hijo… es más tensa que la cuerda de un equilibrista.

Después de uno de esos días especialmente catastróficos, Camille se encuentra por casualidad con Claude, quien se califica como rutinólogo profesional y le propone una original terapia para ayudarla. Ella no lo duda y se entrega en cuerpo y alma; necesita encontrar de nuevo el camino hacia la ilusión y la felicidad. A través de unas sorprendentes experiencias, tan creativas como reveladoras, va a transformar su vida pasito a pasito hasta lograr conquistar sus sueños.

Un fenómeno editorial que arrasa en Francia: Tu segunda vida empieza cuando descubres que solo tienes una lleva un año ininterrumpido en las listas de bestsellers y ya ha ayudado a más de 500.000 lectores a descubrir el camino de la felicidad.

Reseñas:
«¿Harta de los libros de crecimiento personal? Buenas noticias: esto no es un libro de autoayuda, esto es una novela. Descubrimos a Camille, quien lo tiene todo para ser feliz pero no lo es… Sin embargo, después de probar unas técnicas terapéuticas, todo cambia.»
BIBA

«Una de esas novelas que ayudan a encontrar la felicidad, que invitan al optimismo. Raphaëlle Giordano nos enseña a rehacer y volver a amar la vida.»
Madame Figaro

«Una maravillosa novela feel good.»
Marie France

LenaAndersson

 

Divendres 26 de maig,a les 8 del vespre, xerrada a càrrec de Maite Fornaroli i Eva Salvador, sobre el reflex de la història en l’art.

CiclePrimavera2

9788490972366Dylan, un músico con vocación de poeta

Esquivo, apasionado e ingenioso, Bob Dylan acaba de recibir el premio Pulitzer.- Candidato eterno al Nobel de Literatura, es uno de los mayores talentos de la lengua inglesa del siglo XX

“No me llamo poeta porque no me gusta la palabra. Soy un artista del trapecio”. Fue la respuesta que un joven Bob Dylan dio en una entrevista en 1965 a la pregunta de si se consideraba un genio de las palabras. La crítica ya por entonces se rendía a sus composiciones, y también por esas fechas el músico ya respondía a contrapié, con su inconfundible estilo, que evidenciaba un personaje fuera de lo común, que terminaría cambiando el rumbo de la música popular. Bien es cierto que en sus frases siempre hay buena dosis de verdad, pero no lo es menos que aquel trovador exquisito, ahora célebre músico, guarda en sus inteligentes declaraciones e innumerables letras de canciones la auténtica estrategia de la supervivencia del poeta: la ambigüedad.

MÁS INFORMACIÓN

Sólo los que alguna vez se han sumergido en el revelador universo de este cantante nacido en un pueblo de Minnesota reconocerán que Dylan es un poeta en toda regla. Por eso, no es de extrañar el penúltimo reconocimiento a su música, entendida como un organismo vivo donde las letras son el cuerpo sobre lo que se apoya el resto. El premio Pulitzer, otorgado por la Universidad de Columbia, los periódicos Washington Post y New York Times y la agencia Reuters, es la constatación de un hecho: es el representante musical que más se ha acercado y se acerca a la trascendencia literaria. Y, de nuevo, Dylan es pionero y se convierte así en el primer músico de rock que recibe este galardón, según el jurado, por “su profundo impacto en la música y la cultura popular americana, gracias al poder poético de sus composiciones”.

Sin embargo, Bob Dylan realmente nunca pensó en dedicarse al papel y la pluma. Al menos en sus primeros años, cuando de chaval todavía no había merodeado por el Village de Nueva York, provisto de su gorra y guitarra acústica. Con letra menuda, aquel niño llamado Robert Allen Zimmerman utilizó un anuario del colegio en 1959 para dejar una escueta declaración a una chica de la localidad de Hibbing: “Eres la mejor actriz del colegio. La más bella. No tengo palabras para ti”. Y, ciertamente, no debía tenerlas, porque por entonces iban despuntando sus inquietudes y sabía que le gustaba Little Richard, nombre de una de las primeras grandes figuras del rock’n’roll y firma que de vez en cuando utilizaba para dejar su sello en los márgenes amarilleados de los libros.

Pero la literatura apoyada de la música, o viceversa, era el camino para ese tal Zimmerman, que cambió su nombre por el de Bob Dylan, inspirándose en el poeta Dylan Thomas y tras devorar todo libro que caía por sus manos. El salto a Nueva York, impulsado por conocer al irrepetible cantante-activista Woody Guthrie, sería la introducción definitiva del músico en el género literario.

Desde el mismo corazón urbano de la Gran Manzana, vehiculó su revolucionario estilo empapándose de los sermones del blues y el folk y la corriente desinhibida y subterránea de la generación beat, con Jack Kerouac, Neal Cassady o Allen Gingsberg. También tuvo buena parte de culpa su novia de los sesenta, Suze Rotolo, que le introdujo en el poeta francés Arthur Rimbaud, un haz de luz para la futura obra dylaniana. Basta verle en el espléndido documental de Martin Scorsese, No Direction Home, escribiendo sin parar, como poseído por una fuerza lejana, sobre la máquina de escribir. Los discos que vinieron después marcaron una época.

Premio Nobel

El propio Allen Ginsberg fue el que más defendió su obra como un legado literario a premiar. Porque antes de recibir el Pulitzer, o del Premio Príncipe de Asturias de las Artes, Dylan ha sido el eterno candidato al Premio Nobel de Literatura. Las primeras noticias acerca de la candidatura de Bob Dylan al Nobel empezaron a llegar en 1996 cuando se organizó en Estocolmo un comité de campaña, apoyado por el poeta Allen Ginsberg y Gordon Ball, profesor de la Universidad de Virginia. Desde entonces, no hay año que el cantante no entre en las apuestas, casi tantas como Vargas Llosa.

Ginsberg afirmaba: “Dylan es uno de los más grandes bardos y juglares norteamericanos del siglo XX y sus palabras han influido en varias generaciones de hombres y mujeres de todo el mundo”. Y el estudioso Ball, por su lado, escribió: “Aunque es conocido como músico, sería un grave error ignorar sus extraordinarios logros en el campo de la literatura. Dylan ha devuelto la poesía de nuestra época a su transmisión primordial a través del cuerpo, revivió la tradición de los trovadores”.

No son los únicos que han elogiado las letras poéticas de Dylan. Los libros y los estudios acerca de su obra dan para cubrir una biblioteca. Desde aquellos que ofrecen las letras de sus canciones, y que son de los más vendidos en el sector, hasta los que analizan cada detalle de su dilatada carrera. Uno de los más destacados es Dylan poeta: visiones del pecado, donde el prestigioso profesor Christopher Ricks califica al autor de Like a Rolling Stone como uno de los grandes rimadores de la lengua inglesa. De hecho, sus composiciones son objeto de estudio para algunos alumnos de colegios y universidades, gracias a profesores poco convencionales y que seguramente brindaron en su adolescencia con alguno de sus discos.

Esquivo, apasionado e ingenioso, Bob Dylan ha sido comparado con Picasso o Einstein por su aportación a desentrañar el universo humano. Uno de sus discípulos más reconocidos, Bruce Springsteen, aseguró un día que “si Elvis liberaba tu cuerpo, Dylan liberaba tu mente”. Es verdad. Sólo hay que arrimarse al trapecio, porque la poesía, amigo, flota en la obra de Dylan.

El País